Alvaro Longoria con Alejandro Cao de Benós, los operadores de cámara Rita Noriega y Diego Dussuel, y dos miembros del Comité de Relaciones Internacionales.

Hace unas horas que Alvaro Longoria y su equipo han dejado Corea del Norte tras dos semanas de intenso rodaje. El productor ha terminado así parte de la filmación de la que será su segunda película documental como director: El Sueño Coreano.  

Tras Hijos de las Nubes, la última colonia (2012), que pasó por múltiples festivales internacionales, por el que se llevó el Premio Goya a Mejor Documental en 2013 y que se estrena a finales de este mes en salas de Francia, Alvaro se sintió atraído por este hermético país al otro lado del globo. Con la ayuda de Alejandro Cao de Benós, español, de 38 años, y el único extranjero que trabaja para gobierno de Corea del Norte, el equipo ha tenido acceso a ciudadanos en pueblos y ciudades, a políticos, a entidades de todo tipo y a los grandes desfiles del aniversario del nacimiento de Kim-Il-Sung.  El Sueño Coreano busca hacer un retrato de la sociedad norcoreana actual, incluyendo la opinión de responsables de ONGs sobre el terreno y diplomáticos internacionales.  

Que el productor y director vuelva a interesarse por un tema delicado de la política internacional no es nada nuevo. Como productor de Morena Films, además de una larga lista de películas, ha producido la trilogía de documentales de Oliver Stone: Looking for Fidel, Comandante y Persona Non Grata; o el doble documental Últimos Testigos (biografías de Santiago Carrillo y Manuel Fraga).

El Sueño Coreano es una co-producción internacional entre Morena Films, Halley Productions (Francia), Met Film (Reino Unido) y Taskovski Films (Alemania). Además, United Talent Agency (U.T.A.) representa el proyecto en EE.UU y la cadena canadiense CBC precompró los derechos de emisión para su territorio.

El proyecto ha sido seleccionado para hacer pitch en el prestigioso Forum Internacional Hot Docs (Toronto), por lo que a finales del mes de Abril, pocos días después de volver de Corea del Norte, Alvaro Longoria, junto con la co-productora británica Al Morrow, mostrará en exclusiva las primeras imágenes de la película y comenzará el camino de negociaciones y ventas sobre la misma.