La película dirigida por Daniel Monzón se convierte en la gran triunfadora de la XXIV edición de los Premios Goya al lograr 8 galardones: mejor película, mejor director (Daniel Monzón), mejor guión adaptado (Jorge Guerricaechevarría y Daniel Monzón), mejor actor protagonista (Luis Tosar), mejor actriz de reparto (Marta Etura), mejor actor revelación (Alberto Ammann), mejor montaje (Mapa Pastor) y mejor sonido (Sergio Burmann, Jaime Fernández y Carlos Farauolo).